Publicado:
Tamaño letra:

Conjuntivitis

Información médica cedida por el IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Conjuntivitis pediatrica

¿Qué es la conjuntivitis? ¿Cómo se detecta en los niños?

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, una membrana transparente que recubre la parte anterior del globo ocular y la porción interna de los párpados.

La conjuntiva contiene pequeños vasos sanguíneos que se ven como delgadas líneas rojas sobre la esclera (pared externa del ojo de color blanco) y que, cuando se inflaman, confieren el característico color rojizo al ojo.

ConjuntivitisConjuntiva Bulbar ( arriba, de color blanco ) y conjuntiva tarsal ( abajo. Color rosado ) de aspeco normal. Se evidencian los vasos sanguíneos delgados.

Durante un episodio de conjuntivitis el ojo se pone rojo y acumula secreción a modo de legañas o aumento del lagrimeo. Por lo tanto, como padres lo que detectaremos en nuestros hijos será el enrojecimiento, la secreción constante y el frotamiento de los ojos. Al niño los ojos le pican o escuecen y a esto se añade una sensación de arenilla o de " cuerpo extraño". Según el tipo de conjuntivitis pueden asociar síntomas generales como fiebre o incluso una especie de cuadro gripal o faringo-amigdalar.

¿Qué repercusiones tienen en los niños la conjuntivitis? ¿Y si son muy frecuentes?

Por norma general, las conjuntivitis suelen tener evoluciones benignas que no afectan a la visión, pero que pueden complicarse si no se tratan adecuadamente.

En algunas ocasiones, y dependiendo del agente causal, pueden extenderse llegando a afectar a la córnea, en tal caso si que pueden provocar disminución de visión.

¿Por qué se producen? Tipos de conjuntivitis

Hay tantos tipos de conjuntivitis como factores causantes de la misma:

Conjuntivitis infecciosa: puede estar causada por bacterias o virus. Se contagian entre individuos mediante el contacto con la lágrima o secreción.

  • Conjuntivitis bacteriana: es el tipo de conjuntivitis más común. Los microorganismos más frecuentes son los estafilococos, estreptococos y los haemophilus. Causan infección aguda con secreción verde-amarillenta abundante. Duran alrededor de 3 a 7 días y responden bien a tratamiento con gotas de antibiótico
  • Conjuntivitis vírica: existen diferentes tipos según el virus causante. Se contagian a través de las secreciones, lágrimas y moco nasal. Es típico que se transmita en los miembros de una misma familia por uso común de toallas, almohadas etc. Pueden llegar a ser muy llamativas con marcado ojo rojo, hinchazón palpebral, adenopatía preauricular ( bulto delante de la oreja debido a la reacción inmunológica contra el virus) e incluso pueden acompañarse de mal estado general con febrícula. Pueden durar varias semanas. En ocasiones pueden producirse complicaciones como las pseudomembranas o los infiltrados subepiteliales ( opacidades en la córnea que disminuyen la visión ). El tratamiento es sintomático con higiene ocular frecuente, colirios antiinflamatorios y lágrimas artificiales. También puede asociarse un antibiótico para evitar sobreinfecciones por bacterias. En casos severos o con complicaciones se dan corticoides en colirio, siempre bajo supervisión oftalmológica.

ConjuntivitisInfiltrados subepiteliales. Se identifican como pequeñas opacidades en la cornea. Si ocupan el eje visual pueden disminuir la visión.

Conjuntivitis alérgicas: son típicas de la infancia y adulto joven. Existen diversos tipos. Requieren que el individuo tenga sensibilidad alérgica y que se exponga al alérgeno ambiental por lo que serán de carácter crónico y cursarán a brotes. Los tipos más importantes son:

  • Conjuntivitis alérgica estacional: es de carácter estacional, es decir, coincide con la exposición a algún polen ambiental típicamente durante la primavera. Es de carácter benigno pero molesto por el picor que produce. Suelen acompañarse de un cuadro de rinitis ( moqueo y picor nasal ). Se tratan con antihistamínicos tópicos y orales.
  • Queratoconjuntivitis atópica: es muy frecuente entre los niños con dermatitis atópica. Se inicia típicamente en la adolescencia aunque también puede suceder en la niñez. El síntoma principal es el picor de ambos ojos, junto con la molestia a la luz ( fotofobia ). Clínicamente se observará ojo rojo (hiperemia) y reacción papilar en la conjuntiva tarsal ( aspecto de empedrado formado por pequeños gránulos ). En formas evolucionadas puede dar afectación corneal a modo de queraititis puntiforme. El tratamiento se realiza mediante antihistamínicos orales y en colirio. Y en algunos casos más graves corticoides en colirio. El frío local ( compresas o paños fríos) produce alivio de los síntomas.

ConjuntivitisObservar el aspecto empedrado de la conjuntiva a la eversión del párpado superior.

  • Conjuntivitis vernal: es un tipo de conjuntivitis alérgica más grave. Al igual que en la anterior el síntoma principal es el prurito seguido de la fotofobia y el lagrimeo. El signo clínico más importante serán las papilas gigantes y la secreción mucosa adherida. También se puede afectar la conjuntiva del limbo (forma limbal). Como complicación puede aparecer afectación corneal (úlceras y leucomas) que deberán ser tratados de forma específica. El tratamiento serán los corticoides tópicos e incluso en algunos casos será necesario utilizar medicación inmunomoduladora como la ciclosporina tópica.

ConjuntivitisConjuntivits vernal: papilas gigantes con secreción mucosa en conjuntiva tarsal superior.

Las conjuntivitis alérgicas siempre deben ser controlados por un especialista oftalmólogo para detectar posibles complicaciones y para controlar los posibles efectos secundarios de los tratamientos.

¿Cómo se pueden prevenir?

La mejor medida es evitar exponer al niño al agente causante.

En el caso de conjuntivitis alérgicas evitando el polen y ácaros en la habitación y entorno habitual del niño. No podremos evitar el polen de la calle, campo o escuela pero en nuestra casa si podemos evitar las alfombras, cojines, animales etc.. Ante la aparición de los primeros síntomas de alergia, iniciar rápidamente el tratamiento ocular puede evitar tener un brote mayor. No son contagiosas por lo que pueden ir a la escuela.

En el caso de las conjuntivitis infecciosas deben tomarse medidas para evitar contagios:

  • No compartir nada que haya estado en contacto con el ojo infectado (fundas de almohadas, toallas, sábanas, etc.)
  • Lavarse las manos si se ha estado en contacto con alguien con conjuntivitis, o en el caso de los padres, siempre tras poner las gotas de tratamiento al niño o a uno mismo.
  • No llevar al niño al colegio o guardería mientras está con la infección.
  • Realizar higiene ocular frecuente
  • En el caso de utilizar lentes de contacto no ponerlas hasta la curación.

Volver al menú Oftalmología.

Información médica cedida por:
 
Menu: Oftalmología
Salida 7 de la Ronda de Dalt (lado montaña).
C/ Josep María Lladó nº 3
Tel. +34 93 253 15 00
08017 Barcelona
Spain

Links de interés

IMO

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter