Publicado:
Tamaño letra:

Cirugía refractíva en los niños

Información médica cedida por el IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Cirugía refractíva en los niñosLente fáquica: la lente se coloca dentro del ojo, en la cámara posterior por delante del cristalino.

¿Es posible?

La cirugía refractiva engloba un conjunto de procedimientos quirúrgicos que permiten eliminar de forma definitiva la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, para que no sea necesario el uso de gafas o lentes de contacto.
Los procedimientos refractivos se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Los procedimientos quirúrgicos que modifican definitivamente la anatomía del ojo, principalmente la córnea, y que suelen realizarse con la aplicación del láser excimer.
  • Y aquellos procedimientos aditivos como las lentes fáquicas.

En general los pacientes candidatos a cirugía refractiva son aquellos mayores de 18 años, con una estabilidad demostrada en el último año, y sin contraindicaciones sistémicas u oculares.

La edad pediátrica es por tanto, en principio, una contraindicación para plantear una cirugía refractiva.

El objetivo de la corrección óptica en los niños (ya sea con gafas, lentillas o cirugía refractiva) es conseguir el máximo de visión posible. Hasta hace poco, la única opción para corregir las ametropías (defectos de graduación) en edad pediátrica era la utilización de gafas o lentes de contacto. Para el tratamiento de la ambliopía se utilizan métodos de oclusión o penalización (óptica o farmacológica).

Normalmente la gafa es el método de corrección del defecto refractivo de primera elección, no invasivo y reversible. Pero actualmente se plantean situaciones en las que se puede valorar la posibilidad de una intervención quirúrgica.

Las principales limitaciones de la cirugía refractiva en la edad pediátrica son: el crecimiento del ojo durante los primeros años de la vida, la inestabilidad de la graduación, la mala colaboración durante la cirugía que exige una sedación profunda o incluso una anestesia general, y un efecto a largo plazo en estos ojos, desconocido.

¿Cuándo indicamos cirugía refractiva en niños?

Consideramos usar la cirugía refractiva como método de corrección de los defectos refractivos en aquellos niños menores de 7 años, afectos de ambliopía ametrópica ( ojo vago por problema refractivo) cuando es imposible utilizar corrección óptica ( gafas o lentillas ) y por lo tanto poder tratar adecuadamente su ojo vago:

  • Anomalías faciales o físicas que imposibilitan la adaptación de gafas o lentillas.
  • Retrasos cognitivos con rechazo de los tratamientos convencionales y falta de respuesta a los tratamientos habituales de la ambliopía.
  • Defecto refractivo asociado a cicatriz corneal en la que la cirugía refractiva asociaría la desaparición de la lesión.
  • Defecto refractivo secundario a cirugías o traumatismos oculares: afaquia.

En estos casos en los que se considera como mejor opción la intervención, ésta se debe realizar lo antes posible, para poder así tratar cuanto antes el ojo vago.

Existe una situación especial: aquel niño menor de 8 años con ojo vago y mala evolución por rechazo de los tratamientos (gafas, lentillas y parche). Los padres a menudo se angustian por la dificultad diaria que comporta el tratamiento y pueden solicitar esta posibilidad. Pero deben comprender que la cirugía es sólo una parte del tratamiento y que deberá ser tratado posteriormente con oclusiones (ver capítulo de ambliopia). Un niño no cumplidor tampoco lo será con las necesarias terapias posteriores a la cirugía, como por ejemplo la oclusión con parche o los ejercicios visuales.

¿Y en el resto de casos, está contraindicado?

Los niños menores de 7-8 años están en pleno proceso de desarrollo visual, por este motivo se intentan evitar todas aquellas situaciones que podrían comportar un riesgo de empeoramiento visual ni que fuese transitorio. Si durante una técnica refractiva existe alguna complicación se podría producir un empeoramiento de visión y ambliopía secundaria. Por este motivo en niños menores de 8 años se intentan evitar técnicas invasivas si existe otra posibilidad más segura. Por lo tanto se trata de ser "prudentes" durante este periodo tan sensible a la ambliopía.

A partir de los 8 años, la cirugía refractiva puede ser una elección en casos seleccionados:

  • En los que el uso de gafa o lentes de contacto impiden realizar actividades de tipo escolar o lúdico, por ejemplo: deportes acuáticos.
  • Intolerancia a la lente de contacto y rechazo de la gafa.
  • Endotropias acomodativas.
  • Ametropías muy altas.

¿De qué tipo de cirugía se trata?

Como ya hemos mencionado existen dos posibilidades quirúrgicas dentro de la cirugía refractiva en edad pediátrica: la cirugía láser mediante aplicación del laser excimer y el implante de lentes intraoculares denominadas lentes fáquicas.

Las técnicas ablativas con laser excimer han cumplido en el 2010 los 25 años de historia, y es actualmente la técnica más aceptada y utilizada en todo el mundo para la corrección de ametropías medias y bajas. Esta técnica ofrece una rápida recuperación visual, unos altos índices de seguridad, un mínimo número de complicaciones y un elevado grado de satisfacción de los pacientes.

Para ametropías elevadas y en casos excluidos para el láser excimer, bien sea por sus características anatómicas o por la existencia de anomalías corneales, podemos implantar una lente fáquica, bien sea de cámara anterior (lente fáquica de apoyo angular o lente fáquica de soporte en iris), bien sea de cámara posterior (lente fáquica tipo ICL®).

Volver al menú Oftalmología.

Información médica cedida por:
 
Menu: Oftalmología
Salida 7 de la Ronda de Dalt (lado montaña).
C/ Josep María Lladó nº 3
Tel. +34 93 253 15 00
08017 Barcelona
Spain

Links de interés

IMO

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter