Publicado:
Tamaño letra:

Qué es la Sordera o Hipoacusia

Información médica cedida por Belén Eguinoa de San Román - Médico de Familia y Miguel Caballero Borrego - Otorrinonaringólogo.

Qué es la Sordera o Hipoacusia

¿Qué es?

Se entiende por sordera o hipoacusia la pérdida total o parcial del sentido del oído.

Se denomina Hipoacusia a la disminución parcial de la capacidad auditiva pero que permite adquirir el lenguaje oral por vía auditiva.

Se denomina Cofosis cuando la pérdida de la audición es completa y el lenguaje se debe adquirir por vía visual.

Las deficiencias auditivas que alteran la correcta percepción del sonido pueden ser congénitas o adquiridas y presentarse en grados diversos, afectando a uno o ambos oídos.

La hipoacusia congénita afecta a uno de cada 1.000 nacidos vivos.

Tipos de sordera

Las sorderas pueden clasificarse según distintos criterios:

Según la zona del oído afectada:

  • Hipoacusia de transmisión o conductiva. En ésta se ve alterada la parte que interviene en la transmisión del sonido. La causa se localiza en el oído externo o medio, incluyendo la trompa de Eustaquio. En este tipo de sordera los sonidos graves son los más afectados
  • Hipoacusia de percepción o neurosensorial. En la que se encuentra afectado el oído interno o las estructuras nerviosas (nervio auditivo, cerebro...). Afecta principalmente a los sonidos agudos. Es frecuente que muchos pacientes con este tipo de sordera expliquen que oyen, por ejemplo las voces, pero no entienden lo que dicen
  • Hipoacusia mixta. Cuando las causas afectan tanto al oído externo y/o medio como el interno

Según la causa:

  • Genéticas: Constituyen al menos el 50% de las causas de sordera grave
  • Adquiridas: Pueden ser congénitas o traumáticas

Según el momento en que se adquiere:

  • Prelinguales. Antes de la adquisición del lenguaje, lo que supone que aparezcan antes de los dos años de edad
  • Perilinguales. En la etapa de adquisición del lenguaje (2-5 años)
  • Poslinguales. Pasados los cinco primeros años de vida, cuando ya se ha producido la estructuración del lenguaje

Según la intensidad:

  • Leve (pérdida menor a 40 decibelios). No interfiere en la adquisición del lenguaje. El paciente presenta problemas de audición sólo en ambientes ruidosos y cuando le hablan en voz baja
  • Moderada (de 40 a 70 decibelios). Para la correcta adquisición del lenguaje el niño precisará ayuda (prótesis auditiva, logopedia). Existen dificultades para escuchar la voz normal
  • Grave (superior a 70 decibelios). No se oye la voz, se requiere aprender lectura labial, además de la intervención de logopedas y el uso de audífono
  • Profunda (superior a 90 decibelios). La comprensión es prácticamente nula, incluso con amplificadores de sonido
  • Pérdida total de audición (cofosis)

    Volver al menú El oído.

      Información cedida por:

      Cómo detectar la pérdida de audición en el niño

      Barcelona
      C/ Pau Claris 98
      Tel. 93 317 35 70
      Fax. 93 301 38 42
      Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
       
      Madrid
      C/ General Díaz Porlier, 16
      Tel. 91 521 78 79
      Fax. 91 523 15 93
      Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
       

       

       

      Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
      Conoce a Salud
      Encuentranos en Facebook
      Síguenos en Twitter