Publicado:
Tamaño letra:

Menopausia

Información médica cedida por el Institut Marquès.

Menopausia

¿Qué es la menopausia?

Con la menopausia cesa la menstruación y se pierde la capacidad reproductiva. Habitualmente viene precedida de irregularidades menstruales como alteraciones en la duración y en la cantidad de regla. Hablamos de menopausia en las siguientes circunstancias:

  • Cuando la mujer lleva 12 meses sin menstruar, no está embarazada ni existe otra causa que justifique la amenorrea
  • Cuando lleve seis meses sin menstruar pero con síntomas importantes como sofocos, insomnio, cambios de carácter y otros trastornos

Al llegar a la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógenos y progesterona. Por esto, en la menopausia hay insuficiencia de estrógenos y gestágenos. La edad en la que aparece la menopausia suele estar entre los 45 y los 55 años. En España, la edad media se sitúa en los 51 años.

Si la menstruación desaparece antes de los 40 años, se denomina menopausia precoz y comporta una serie de inconvenientes:

  • Mayor riesgo de osteoporosis
  • Sofocaciones y sudoración
  • Envejecimiento acelerado de la piel
  • Atrofia genital precoz

Cuando la menstruación se prolonga más allá de los 55 años, se denomina menopausia tardía. Esta situación implica mayor riesgo de cáncer de mama y de cáncer de endometrio.

¿Qué es el climaterio?

El climaterio es una etapa fisiológica normal en la mujer. Se caracteriza por los cambios morfológicos, funcionales y psicológicos que provoca el cese de la función ovárica. Es el periodo en que se pasa de una situación de fertilidad a la de reposo ovárico. Comprende lo que se denomina premenopausia y menopausia que puede durar entre 5 y 15 años.

Durante el climaterio, algunas mujeres experimentan cierta ansiedad, preocupación y dificultad para llevar a cabo su vida profesional y social. Cuando esto ocurre es importante acudir al ginecólogo para que realice un completo chequeo y oriente a la mujer sobre la forma de mejorar su calidad de vida durante esta etapa.

Es difícil determinar cuándo se inician los cambios debidos al envejecimiento del ovario. Como es un proceso gradual, pueden pasar años antes de que las pequeñas alteraciones hormonales den una sintomatología clínica.

> Fisiología de la menopausia
> Síntomas de la menopausia
> Calidad de vida y menopausia
> El Tratamiento Hormonal Sustitutivo (THS)
> Efectos THS
> Alternativas al THS
> Los fito-estrógenos: la soja
> Otros tratamientos
> Apoyo psicológico

    Fisiología de la menopausia

    El ovario produce dos tipos de hormonas durante la vida fértil: los estrógenos y la progesterona.
    Estas dos hormonas tienen efecto sobre diferentes funciones del organismo:

    • Aparato genital
    • Vejiga urinaria
    • Corazón
    • Aparato circulatorio
    • Piel
    • Sistema nervioso central
    • Conducta

    Desde el nacimiento, los ovarios poseen un número determinado de folículos. Esta dotación va disminuyendo a lo largo de la vida reproductiva de la mujer hasta la llegada de la menopausia. Con los años se produce un consumo progresivo hasta el agotamiento de la reserva folicular del ovario que da como resultado la pérdida de la capacidad del ovario de producir hormonas.

    • En la etapa premenopáusica, hay un déficit de progesterona pero se mantienen normales los niveles de estrógenos. Es entonces cuando se producen alteraciones menstruales y ciclos irregulares no ovulatorios que se alternan con ciclos normales
    • En la postmenopausia hay un déficit de progesterona y estrógenos

    Una pequeña proporción de hormonas masculinas son producidas por el ovario y transformadas en estrógenos en el folículo ovárico (androstendiona y testosterona). Al llegar la menopausia esta transformación se realiza en el tejido adiposo. Este proceso aumenta con la edad y con la obesidad, provocando que en una mujer obesa se encuentren muchos más estrógenos que en una de peso normal.

    Subir

    Síntomas de la menopausia

    No todas las mujeres presentan todos estos síntomas, ni los padecen con igual intensidad.

    Los síntomas más habituales son:
    A corto plazo:

    • Sofocaciones, insomnio, irritabilidad, palpitaciones, adormecimiento y hormigueo de miembros, dolores de cabeza, fatiga, disminución de la libido.
    • Incremento del peso y dificultad para perder peso, aumento del vello, exceso de grasa en cuero cabelludo, caída del cabello...
    • Estados de ánimo depresivos, tristeza, apatía, pérdida de sueño, de deseo sexual, dificultades de concentración...

    A medio plazo:

    • Disminución del vello púbico, picor y quemazón en vulva, sequedad vaginal y molestias en las relaciones sexuales
    • Micción frecuente, vaginitis de repetición e infecciones de orina de repetición.

    A largo plazo:
    Riesgo de Osteoporosis:La osteoporosis es la pérdida de cantidad de hueso y su debilitamiento por falta de minerales. Se ve alterada la proporción necesaria con respecto del volumen del cuerpo y esto, puede producir deformidades, dolores esqueléticos y fracturas.

    Menopausia
    Densitometría del cuello del fémur para diagnóstico de osteoporosis.

    Erróneamente, muchas personas creen que la osteoporosis no produce dolores óseos ni articulares. Si bien existe una relación entre descenso de estrógenos y disminución de la masa ósea, no todas las mujeres menopáusicas experimentan este descenso. La osteoporosis se debe a múltiples factores:

    • Antecedentes familiares
    • Sexo femenino
    • Raza blanca
    • Delgadez
    • Aporte de calcio insuficiente

    Hábitos:

    • Ausencia de ejercicio físico
    • Tabaquismo y alcoholismo
    • Córtico terapia prolongada
    • Menopausia precoz
    • Masa ósea inferior a las medias en la edad adulta

    Riesgo Cardiovascular y déficit de estrógenos

    En la menopausia tiene lugar el descenso de estrógenos que está relacionado con cambios en los niveles de colesterol y otros lípidos y, por consiguiente, con el aumento del riesgo cardiovascular. Los factores de riesgo cardiovascular son: obesidad, alteraciones en los lípidos, hipertensión arterial, tabaco, vida sedentaria. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados

    Riesgo de enfermedad de Alzheimer y déficit de estrógenos

    El Alzheimer es una lesión cerebral orgánica que origina cambios en la conducta y en la personalidad, con progresiva pérdida de la memoria, del habla y otras manifestaciones.

    El déficit de estrógenos que presenta la mujer menopáusica contribuye a un mayor envejecimiento del sistema nervioso central. Esta circunstancia puede llevar a una mayor incidencia de la enfermedad de Alzheimer. El riesgo disminuye en el caso de mujeres postmenopáusicas que tienen niveles superiores de estrógenos endógenos y también en aquellas mujeres que han realizado un Tratamiento Hormonal Sustitutivo durante largos periodos de tiempo.

    Subir

    Calidad de vida y menopausia

    Es posible mantener una buena calidad de vida durante la menopausia. Para conseguirlo es imprescindible seguir unas pautas que permitirán controlar los factores de riesgo:

    • Realizar ejercicio físico (gravitatorio, de forma regular)
    • Suprimir hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol
    • Controlar la obesidad (disminuir la ingesta calórica, realizar ejercicio físico, aumentar la ingesta de calcio)
    • Evitar la hipertensión arterial (control del peso, dieta, ejercicio físico, supresión del tabaco y tratamiento médico si fuese necesario)
    • Control del colesterol (dieta equilibrada baja en colesterol y rica en calcio. El requerimiento de calcio al día en mujeres postmenopáusicas es de 1500 mg/día)
    • Control de factores de riesgo para la osteoporosis
    • Tratamiento Hormonal Sustitutivo (THS) cuando esté indicado

    Subir

      El tratamiento hormonal sustitutivo (THS)

      ¿Qué es el THS?

      El THS es un tratamiento basado en la administración de estrógenos solos o acompañados de progesterona. El tratamiento reproduce el ciclo menstrual normal y permite alcanzar los niveles de estrógenos necesarios para estimular los órganos diana. Si estos órganos disponen de los niveles necesarios de estrógenos, se consigue evitar la patología postmenopáusica y sus síntomas, haciendo disminuir el riesgo cardiovascular y evitar también la pérdida de masa ósea.

      Cuándo está indicado el THS

      • En aquellas mujeres con síntomas climatéricos que afecten negativamente a su calidad de vida
      • Menopausia precoz

      En qué casos está contraindicado el THS

      De forma absoluta en los siguientes casos:

      • Cáncer de mama (hoy en día hay estudios en los que no contraindican el THS en determinados cáncer de mama)
      • Cáncer de endometrio
      • Hemorragias uterinas que podrían enmascarar un cáncer de endometrio de causa desconocida
      • Patología hepática activa, hepatitis o cirrosis
      • Antecedentes de enfermedad tromboembólica o tromboflebitis profunda

      De forma relativa en los siguientes casos.

      • Síndrome varicoso moderado
      • Disfunciones hepáticas moderadas
      • Diabetes compensada
      • Obesidad
      • Fumadora de más de 20 cigarrillos al día
      • Antecedentes familiares de cáncer de mama
      • Hipertensión arterial severa

      Cómo se administra el THS

      • Vía oral: en forma de pastillas
      • Vía transdérmica: Evita posibles molestias gástricas y el paso hormonal por el hígado, en este caso las dosis pueden ser menores. También puede administrarse en forma de parches de estrógenos o estrógenos con progesterona y, en forma de crema corporal
      • Implantes en la nalga: el médico las coloca en la consulta con anestesia local. El implante libera lentamente los estrógenos conforme la paciente los va consumiendo. Su duración aproximada es de dos años. Es el procedimiento indicado para pacientes que no tienen útero y ofrecen una magnífica aceptación

      Cuánto ha de durar el tratamiento

      En los casos en los que esté indicado el THS, se dará la dosis mínima efectiva y el tiempo más corto posible necesario (incluso más de cinco años).

      Subir

      Efectos THS

      El Tratamiento THS ha sido objeto de polémica tras publicarse un estudio americano en el año 2002 que señalaba que su administración aumentaba el riesgo de cáncer de mama y enfermedades cardiovasculares. Posteriormente se supo que el estudio tenía serias deficiencias: se había realizado con mujeres mayores de 60 años y con problemas cardiovasculares previos al estudio. Además, sólo señalaba un único riesgo que correspondía a un tipo de tratamiento que no se realiza en España (estrógenos equinos y un determinado gestágeno)

      Tres grandes Sociedades científicas: la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Internacional para el Estudio de la Menopausia y la Sociedad Americana de Menopausia, aseguran que la Terapia Hormonal es el tratamiento más efectivo para los síntomas que se producen en la mujer por la deficiencia de estrógenos.

      Según las recomendaciones de estas sociedades científicas, la Terapia Hormonal es eficaz en la prevención de la pérdida ósea asociada a la menopausia. Disminuye la incidencia de todas las fracturas, incluyendo la vertebral y de cadera, incluso en pacientes de bajo riesgo.

      Debido a que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de mortalidad en la mujer postmenopáusica, se recomienda la Terapia Hormonal por su efecto cardiovascular y metabólico favorable en las siguientes circunstancias:

      • Si es administrada precozmente y hasta los 60 años en mujeres sin patología previa
      • Especialmente cuando se administra por vía transdérmica

      La Terapia Hormonal con estrógenos a bajas dosis no comporta un incremento de riesgo de cáncer de mama a largo plazo. En Terapia Hormonal combinada con gestágenos (por ejemplo progesterona) existe un discreto riesgo de cáncer de mama cuyo porcentaje es menor al 0,1 por ciento al año, a partir del quinto año de uso.

      Nuevos estudios indican que la THS podría prevenir la enfermedad de Alzheimer. Aunque de momento este efecto preventivo no está suficientemente probado, sí, es una evidencia que la menopausia precoz es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad.

      La THS se asocia también con:

      • La reducción de enfermedades del endometrio
      • Mejora de la sexualidad y la calidad de vida de la mujer
      • Tiene también beneficios sobre el tejido conectivo, la piel, las articulaciones y los discos intervertebrales

      Como ventaja añadida, permite a la mujer elegir si quiere o no seguir teniendo menstruaciones.

      Subir

      Alternativas al THS

      Cuando una mujer presenta contraindicaciones al THS, pueden aplicarse otros tratamientos no hormonales. El médico puede recetar fármacos indicados para la osteoporosis, sofocaciones y trastornos psico-emocionales.

      Subir

      Los fito-estrógenos: la soja

      ¿Qué son los fito-estrógenos?

      Los fito-estrógenos son moléculas con un efecto estrogénico demostrado, son estrógenos débiles. Actúan como estrógenos en:

      • El esqueleto
      • El sistema cardiovascular
      • El sistema nervioso central

      No actúan como estrógenos en:

      • El tracto genital
      • En la mama

      Esta característica de la soja explica por qué en las poblaciones asiáticas con alto contenido de soja en la dieta, existe menor incidencia de cáncer de endometrio y de mama.

      Las Isoflavonas son los fito-estrógenos más importantes. Se encuentran en los cereales, legumbres y hortalizas, pero sobre todo en la soja. La dosis diaria de isoflavonas recomendada es de 35-70mg/día.

      Los fito-estrógenos protegen el sistema cardiovascular

      Los datos existentes hasta el momento indican una cierta protección efectiva sobre el sistema cardiovascular, similar, aunque menor, a la del Tratamiento Hormonal Sustitutivo. Los datos son inciertos en cuanto a su efecto en determinadas áreas; actualmente no permiten demostrar un efecto preventivo sobre la osteoporosis ni un efecto favorecedor sobre el trofismo vaginal.

      Los estudios sugieren que los fito-estrógenos brindan grandes beneficios a mujeres postmenopáusicas especialmente en el campo alternativo al Tratamiento Hormonal Sustutivo

      En las mujeres donde el THS está contraindicado, los fito-estrógenos son una alternativa. Pero no es un tratamiento de primera elección para mujeres jóvenes con sintomatología importante.

      Subir

      Otros tratamientos

      La Maca Andina

      La Maca es una planta originaria de Perú de la que se extraen los principios activos de una parte de su raíz. Parece que tiene efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo y sobre el deseo sexual.

      Es posible encontrarla en cápsulas, con el polvo concentrado, y en combinación con Isoflavonas.

      Los Andrógenos

      Se llaman andrógenos a las hormonas sexuales masculinas segregadas por los testículos. Pero también, en menor cantidad, son segregadas por los ovarios y las glándulas suprarrenales. Producen un aumento del deseo sexual.

      Los andrógenos pueden estar indicados en mujeres con Trastornos del Deseo Sexual Hipoactivo TDSH (frigidez, disminución de la libido...)

      Actualmente se dispone de parches de liberación de Testosterona (300mcg/24 h). Estos parches sólo se aplican en mujeres con TDSH que estén histerectomizadas y con ausencia quirúrgica de los ovarios, es decir, en aquellos casos en los que se ha extirpado el útero o los ovarios.

      Tibolona (Boltin)

      La Tibolona está clasificada como un STEAR (Selective Tissue Estrogenic Activity Regulators). Es una molécula que modula su actividad estrogénica según el tejido sobre el que actúa.

      No actúa como el THS convencional y al parecer ofrece un menor riesgo o igual de cáncer de mama que cuando se aplica el THS en dosis bajas.

      Para las mujeres con útero o con problemas en su sexualidad, podría ser el tratamiento de primera elección.

      Subir

      Apoyo psicológico

      Si bien es conocido por todos que habrá un momento determinado en la vida de la mujer en la que ya no será posible tener hijos, muchas experimentan este hecho como una vivencia negativa.

      Además de los cambios físicos que experimenta el cuerpo femenino, se producen también una serie de connotaciones afectivas. Aunque dependerá de cada mujer y sus circunstancias, esta etapa puede afectar a:

      • Su autoconcepto y autoestima
      • A las relaciones sexuales por falta de deseo sexual
      • A su estado emocional y psicológico manifestando una mayor irritabilidad, inestabilidad afectiva y falta de interés por las cosas que antes ofrecían placer
      • A sus relaciones de pareja, familiares y sociales
      • A la forma de funcionar en su día a día, entre otros

      Debido a una serie de creencias erróneas, la mujer puede desarrollar un estado de autolimitación personal y estancamiento. Puede no seguir evolucionando como hasta el momento, ni experimentando y abriéndose a nuevas experiencias. De ser así, requerirá de un tratamiento psicológico especializado.

        Subir

        Volver al menú Ginecología.

        Información médica cedida por:

        Menu: Pubertad y adolescencia

        Paseo Manuel de Girona, 33
        08034 Barcelona 
        Tel. 93 285 82 16
        Fax. 93 205 91 55

        Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
        Conoce a Salud
        Encuentranos en Facebook
        Síguenos en Twitter