Publicado:
Tamaño letra:

Durante el embarazo

Información médica cedida por Lenoarmi.

Durante el embarazo

Cambios en el cuerpo de la embarazada

El embarazo y el parto afectan a todo el cuerpo y provocan en él muchos cambios hormonales y fisiológicos. Se nota especialmente en los músculos del suelo pélvico, debilitados por la presión que ejerce el crecimiento del útero durante el embarazo y, después, por la salida del bebé; en la cintura abdominal, que queda distendida, flácida y falta de tono, y en la columna, que en estos meses realiza un sobreesfuerzo por el peso del bebé. Además, es probable que surjan problemas de circulación.

La primera buena noticia es que después del parto todo irá volviendo poco a poco a su sitio. Y la segunda, que también se puede hacer algo para acelerar la puesta a punto. ¿Cómo? Con una gimnasia específica, aparentemente suave y entretenida, que resultará de gran ayuda. Y si da pereza hacerla, no olvidemos que recuperarse bien no sólo será bueno para el momento presente, sino que constituirá un excelente punto de partida para un siguiente embarazo. "Muchas jóvenes primerizas no sienten la necesidad de hacer gimnasia porque, como la naturaleza juega a su favor, se ven bien.

Pero los problemas llegan con el segundo embarazo. Entonces se notan más cansadas, sienten que la cintura sufre más distensión y la barriga se hace mayor y algunas incluso empiezan con problemas de incontinencia. Si no hay un trabajo previo, se nota siempre de una forma o de otra.

Entrenamiento adecuado durante todo el embarazo

Sesiones individuales adaptadas a la naturaleza de la gestante. 

Es importante que la mujer pueda iniciar un entrenamiento a partir del segundo trimestre, una vez el médico le diga que ya puede iniciarlo. Es aconsejable que la futura mamá inicie su entrenamiento de forma individual para aprender a tomar consciencia de su nueva corporalidad, de su nueva maternidad, independientemente de si es la primera vez o no.

De esta forma se pueden prevenir molestias físicas debido a posturas y movimientos no adecuados para la mujer gestante, también se pueden prevenir alteraciones del sistema nervioso en forma de angustia, ansiedad, etc.

Una vez el profesional que la atiende observa que puede iniciar su entrenamiento en grupo, es entonces cuando la embarazada inicia la gran aventura de compartir vivencias muy especiales con otras madres que están en su mismo estado y se preparan para un embarazo saludable y un parto más fluido.

Ejercicios en Tierra

  • El organismo de la futura mamá recibe grandes beneficios de un entrenamiento adecuado durante todo el embarazo
  • Una mujer entrenada puede adaptarse con más seguridad a la nueva maternidad y recuperarse más fácilmente en el proceso del posparto
  • El entreno se realiza con movimientos armónicos y naturales que estimulan la correcta ubicación del bebé en la pelvis materna
  • Se tonifica la musculatura en general a la vez que ayuda a flexibilizar el abdomen y el periné a través de la relajación y la respiración
  • Se consigue la autorregulación de la tensión que mejora la condición física y la calidad de vida
  • Los ejercicios en tierra son un Programa que usa la simbología de la naturaleza para expresarse corporal y emocionalmente
  • Es una propuesta de participación activa para los futuros padres donde descubrirán las funciones de apoyo que facilitan el embarazo y el posparto

Ejercicios acuáticos

  • El agua proporciona a la embarazada la sensación de ingravidez. Se siente más ligera y esto le permite hacer los movimientos con más fluidez y activar la circulación sanguínea
  • La futura madre no recibe impacto a nivel articular, consiguiendo tonificar y coger fondo a la vez que aumenta su resistencia
  • El agua actúa también como medio para entrar en armonía y comunicación con el bebé que se está gestando
  • La mamá se puede relajar más fácilmente con el agua caliente de la piscina y el padre también puede participan en esta actividad que favorece el vínculo afectivo con el bebé por nacer
  • Otro factor importante es el acompañamiento de este "Ejercicio acuático" con musicoterapia y cromoterapia

Regular el sistema nervioso

Un entrenamiento adecuado durante el embarazo y luego en el post parto es importante para prevenir las posibles complicaciones y normalizar los cambios provocados por el embarazo. No podemos olvidar que el entrenamiento debe incluir un apartado de relajación, haciendo hincapié en la respiración , las pausas y la autoregulación. Para realizar este entrenamiento de forma adecuada, lo ideal es acudir una o dos veces por semana a un centro profesional, donde la madre podrá compartir su experiencia con otras mamás, adquiriendo seguridad y desterrando dudas. Además, independientemente de ir o no a un centro especializado, se debería trabajar todos los días en casa, durante unos 15 ó 20 minutos.

La pareja, un trabajo en equipo desde el primer momento

Estas sesiones complementan la preparación para la gestante y favorecen la participación activa de la pareja:

  • Deben ser teórico-prácticas e incluir audiovisuales que ilustren los temas
  • Son un espacio abierto al diálogo entre la pareja

Volver al menú Bienestar corporal.

Información médica cedida por:
 
Menú: Educación para el bienestar del cuerpo
 
Dr. Roux 19-21
08017 Barcelona
Tel. 93 203 82 24
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 

Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter